3º mes de un estudiante fuera de casa

Síndrome post vacacional

Comparte este artículo

Estudiar fuera de casa no es nada fácil, conlleva una serie de retos especiales que no deben afrontar los que estudian en casa. Como os mencionaba en mi anterior post, estoy escribiendo una serie de entradas con la intención de hacer un calendario emocional estudiantil que oriente sobre las diferentes fases emocionales sobre las que transitan los estudiantes internacionales.

En esta ocasión, nos vamos a centrar en el tercer mes de estadía fuera del hogar. Por supuesto lo que yo describo no es una secuencia exacta, sino una aproximación general basada en mi experiencia en el trabajo con los estudiantes [1] y con sus familias. 

Recordemos que los dos primeros meses fueron excitantes y con gran cantidad de adaptaciones y descubrimientos. Una nueva ciudad, nuevo entorno académico, compañeros y compañeras con diferentes bagajes y culturas… Puede que algunas de las novedades sigan presentando dificultades, por ejemplo, la convivencia en el domicilio y otras ya hayan sido no sólo superadas sino asimiladas (la cultura y normas universitarias).

Continuando con nuestro acompañamiento, nos adentramos en el tercer mes de nuestra experiencia un momento interesante en el que empiezan a cambiar algunas cosas. 

¿Cuáles serán los principales retos a los que se enfrenten los estudiantes?

  • Incipiente ansiedad por estar en la mitad del semestre inicial: los estudios se han ido poniendo cada vez más serios y se siente la dificultad de las asignaturas. Aún queda tiempo para los exámenes, pero se empieza a percibir que se ha de hacer un esfuerzo para poder abarcar todas las materias y ya hay ciertas tareas que se empiezan a acumular.
  • Menos contacto con las amistades y los familiares: ya hay más dedicación al estudio y se han establecido nuevas rutinas. Si el hogar de uno está en un diferente huso horario de la ciudad en la que se vive, las dificultades para encontrar un buen momento para la videollamada empiezan a hacerse notar. La distancia empieza a pesar. El nuevo entorno social sirve de soporte emocional ya que están pasando las mismas vivencias y dificultades juntos.
  • Inicial desencanto con la Universidad, la ciudad en la que estas y el país: pese a que el nuevo contexto sigue aportando mucho valor, se empiezan a observar las primeras cuestiones con las que hay cierto grado de insatisfacción y se comparan con la cultura de origen.

Si eres estudiante, dime, ¿te identificas con mi calendario emocional? ¿En qué mes estas?

Para los padres, madres y demás familiares ¿notáis estos cambios? ¿Os ayuda a entenderlos mejor?

¡Espero que esta información os haya sido útil! No te pierdas el siguiente post, en el que continuaré avanzando para explicarte los siguientes retos emocionales.

Para cualquier duda que tengas será un placer poder atenderte por lo que no dudes en contactar conmigo a través de la sección de “Contacto” de la web o mensaje privado en mis redes sociales.

Si te ha gustado y piensas que puede servir a más personas como tú, ¡comparte! ¡Te estaré muy agradecida! 😊


[1] Además de mi propia experiencia laboral también usé como referencia el calendario elaborado por Berklee College of Music.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *